El ballet flamenco de Granada se crea con la idea de formar una compañía estable que represente la provincia y muestre su riqueza artística.
Nace en 2017 de la mano del bailaor y coreógrafo Javier Martos y su primera obra “Carmen”, con la que llevan más de 60 funciones, en escenarios tan importantes como el Teatro Nacional de Pekín, la Opera de Shanghái o el Gran Teatro de Chongqing. Además de haberse representado en Granada, Almuñécar, Tarragona, Suiza,…  

Con un elenco de veintiséis artistas, el ballet flamenco de Granada sirve de trampolín para los nuevos artistas de la   provincia, que comparten escenario con algunos de los bailaores más conocidos   de esta como Raimundo Benítez o Kika Quesada.